Sabotage junto a Devolver Digital, anunciaron hoy con este tráiler de The Messenger la inminente llegada de su juego a PS4 el próximo 19 de marzo. El título en cuestión es del “estilo de la vieja escuela” ya que sus creados se especializan en juegos con estética retro para consolas modernas y PC.

La trama inicia con un ejército de demonios que asedia la aldea de un joven ninja quien deberá emprender su aventura a través de un mundo maldito para entregar un rollo de suma importancia para la supervivencia de su clan. Lo que comienza como un clásico juego de plataformas de acción pronto se convierte en una gran aventura en el tiempo llena de emociones, sorpresas y humor.

Algunas de las características del juego:

  • Juego dinámico, acrobático y controles ultra ajustados dignos de una aventura ninja épica.
  • Actualizaciones de personajes, nuevas habilidades, niveles ocultos y rutas de bifurcación por descubrir.
  • Meticulosamente diseñado con sprites de 8 y 16 bits, animaciones y fondos en el espíritu de los clásicos.
  • Un reparto memorable de villanos, jefes y asociados poco convencionales.
  • Banda sonora original del reconocido compositor chiptune Rainbowdragoneyes, hecho a mano con Famitracker.

Creado por los veteranos de la industria Thierry Boulanger y Martin Brouard en abril de 2016, Sabotage es un estudio de juegos independiente cuyo objetivo es crear IP originales que combinen estética retro y diseño de juegos modernos. La excepcional visión creativa de Thierry, así como sus reconocidas habilidades de programación, junto con la amplia experiencia como productor de Martin y el conocimiento de la industria del juego, le dan a Sabotage una base sólida para el éxito.

Este dúo de desarrolladores está rodeado por un pequeño equipo de artesanos de juegos de alto nivel, todos buenos amigos y ex colegas que son muy apasionados de los videojuegos y han trabajado juntos durante la última década. La idea detrás de Sabotage es operar con un pequeño equipo de desarrolladores clase A+ que exigen una administración mínima de recursos.