The Last Night fue la sorpresa indie en la conferencia de Microsoft, ya que dejándonos llevar por las ilusiones con algo de suerte podemos llegar a toparnos con videojuegos que al instante que los vemos por primera vez se convierten en nuestros favoritos instantáneos. Hoy durante la conferencia de Microsoft en Los Angeles, se mostraron muchos despliegues de poder gráfico de última generación, pero de entre toda esa selecta colección de músculo tecnológico para mi gusto fue The Last Night el que apunta hacia otra vertiente y el que me gano al instante en que mi mente proceso la primera imagen.

La frescura visual que experimente no suele suceder a menudo y esto fue gracias a que The Last Night se presenta como una aventura estilo cyberpunk 2D donde el pixel art es la norma auto impuesta de diseño y no una limitación con la que lucharon sus desarrolladores.

Esta maravilla utiliza la técnica basada en el uso exclusivo de píxels para crear sublimente un estilo propio, que evoca al juego llamado Flashback con esas animaciones espectaculares, uso preciso de la iluminación en conjunto con la creación de escenarios de una manera tan sofisticada como pocas veces he llegado a ver.

The Last Night es un proyecto gestado a partir del prototipo de igual nombre que ganó la primera edición de la Cyberpunk Jam durante el año 2014, y esto lo hizo al ser el primero de entre 257 propuestas presentadas en ese torneo y para rematar lo logro con un desarrollo de solamente seis días.

Su estudio de desarrollo se llama Odd Tales radicado en Inglaterra y de la mano de Raw Fury traerán a la vida esta maravilla Xbox One, PC y Mac. El proyecto originalmente estaba supuesto a salir también para PS4, pero al parecer de momento esto no sucederá.

Comments

comments