The Gardens Between es el primer videojuego para consolas del género de puzzles y aventuras creado por el estudio australiano The Voxel Agents. Durante el desarrollo de los 18 niveles iras viviendo y experimentado no solo gratas memorias de ambos personajes, sino todo un vínculo de amistad, lo que significa crecer, lo que debe dejarse ir, lo que nunca se debe dejar atrás.

La pareja de amigos se conforma por Arina que es una chica testaruda, y Frendt un niño sabio más allá de sus años, ambos se sumergen en un mundo exuberante de misteriosos jardines. El mundo que tienen ante ellos es de vibrantes colores y contrastes, todo crece alrededor de los objetos de su pasado para formar curiosas combinaciones de tiempo e imaginación. Juntos atraviesan una historia agridulce de amistad en la que al manipular el tiempo hacia adelante y hacia atrás encaran sus vivencias, lo que nos lleva por un hilo argumental instrospectivo exquisito de experimentar. Nuestros propios recuerdos surgen junto a este dúo mientras ellos rememoran su propio camino, dando un nuevo significado a la profundidad de su amistad.

The Gardens Between – Análisis e impresiones

La primera vez que conocí este juego fue durante la Paris Games Week del 2017 y ese primer trailer me dejo claro al instante que estaba ante algo especial.

The Gardens Between es un juego de aventuras y rompecabezas para un solo jugador que basa su gameplay en la manipulación del tiempo utilizando tan solo el joystick izquierdo y un botón. Es un viaje introspectivo totalmente encantador a las memorias de la amistad de dos chicos de un barrio típico de lo que podría ser, digamos, cualquier ciudad.

El juego se presenta al momento de dar inicio con tan solo una toma muy cortita de dos casas vecinas y nos dan un acercamiento hacia la casa del árbol que comparten estos dos amigos. Es así como vemos por primera vez a Arina y Frendt resguardándose de la lluvia en su encantadora casita y de aquí damos inicio a sus aventuras.

The-Gardens-Between escapando al jardin
Presten atención a las ventanas iluminadas de ambas casas, pues se puede notar al pie de ambas la manera como Arina y Frendt salen de sus casas para ir a la casita del árbol

Nuestro escenario de juego son una serie de jardines isleños vibrantes y oníricos salpicados con objetos cotidianos de su infancia. Ambos personajes emprenden un viaje emocional que examina el significado de su amistad. Como mecánica podremos manipular el tiempo para resolver acertijos y alcanzar la parte más alta de cada isla/diorama. Con todo lo anterior es que nos veremos envueltos junto a este singular dúo mientras desempacan y exploran sus preciosos momentos pasados, iluminando las constelaciones lo que irá desentrañando los hilos de una narración agridulce…

He de dejar claro de mi parte que más allá de ser un excelente juego en sus apartados técnicos, sonoros y artísticos, The Gardens Between puede ser una experiencia muy profunda de analizar, ya que coquetea con sentimientos y vivencias de la vida cotidiana de un niño o adolescente, experiencias que perfectamente podemos haber llegado a vivir muchos de nosotros.

The Gardens Between viejas memorias con las que muchos podemos identifi
The Gardens Between viejas memorias con las que muchos nos podemos identificar.

The Gardens Between – Gameplay

La propuesta de mecánicas que nos presenta el estudio se basa en el uso de dos entidades silenciosas cuyos aportes son por un lado, Arina que tiene la habilidad de llevar una lamparita portadora de la luz la cual deberemos transportar y hacer encajar en la cima de cada diorama. Por otro lado tenemos a Frendt quien es el encargado de interactuar con el resto del entorno, así de simple.

El juego no nos exige nada más que paciencia, pues su ritmo es lento no solo por lo que pretende mostrarnos con su entorno, sino con ir y venir del tiempo, lo que nos permite analizar cada pequeño detalle del escenario para lograr encontrar la combinación correcta para descifrar el puzzle.

Algunos de los hermanos espirituales de esta tendencia que puedo mencionar serían juegos como Journey, Gone Home, What Remains of Edith Finch o aquel genial juego llamado Brothers. Todos estos juegos comparten una energía en la que la narrativa apela a algo mucho más sensorial, pues cada uno de nosotros interpretará el juego de maneras diferentes de acuerdo a nuestras propias vivencias.

“Es nuestra esperanza que los jugadores no solo se conmuevan con la historia de Arina y Frendt, sino que se tomen el tiempo de recordar sus propias relaciones especiales mientras crecen”, dijo el cofundador de Voxel Agents, Simon Joslin. “Si bien muchos de los objetos que aparecen en los jardines son de nuestra propia infancia, esperamos que nuestra audiencia se relacione y recuerde un momento en que la amistad significaba todo”.

Como ya he dejado entrever el juego nos guía por un recorrido de recuerdos, en donde el inicio de nuestra aventura es de tonalidades cálidas, que luego pasan a ser de tonos pastel y al final los son en ambientes sombríos. Esto me recordó inevitablemente a Rime, pues este juego plantea ese mismo enfoque de experiencia por parte de nuestros personajes. El recorrido es totalmente lineal y nuestra mea será superar cada escenario para conseguir uno o dos objetos y tras ello obtendremos un recuerdo de Arina y Frendt. Esto desbloquea una captura en un entorno real que nos permite observar elementos del diorama con los que acabamos de interactuar. Cada una de estas etapas toma total sentido al concluir el juego, pues en un abrir y cerrar de ojos estamos ante una situación al mejor estilo de Ego en la película Ratatouille, pues el desenlace nos puede impactar, máxime con la ayuda de la inmersiva música de Tim Shiel.

En el pasado he llegado a plantearme por diversión la creación de una lista de juegos que yo podría recomendar como didácticos para aquellas personas que quieran dar sus primeros pasos en el mundo de los video juegos. Creo firmemente que The Gardens Between es a día de hoy uno de esos juegos que incluiría en esa lista, pues le ofrece al jugador y al espectador una oportunidad de relacionarse con las mecánicas de una manera satisfactoria. Esto sumado a que la curva de aprendizaje es muy lenta brinda una sensación de recompensa con la que cualquier persona se puede ilusionar sin mayores contratiempos.

The Gardens Between es una experiencia que puedes completar pacientemente en alrededor de tres a cuatro horas, pero te aseguro que es un juego con el que hacer clic positivo sucede con tan solo tenerlo al frente e inicia la aventura. Cada minuto que pases en este cuento de hadas evoca nostalgia, buen gusto, atención al detalle, y en una manera muy singular, originalidad dentro del género.

  • Plataforma: PC, PS4, NSW
  • Género: Aventura, Puzzle
  • Lanzamiento: 20/09/2018
  • Desarrollador: The Voxel Agents
  • Texto: Español
  • Editor: The Voxel Agents

Link oficial para comprar The Gardens Between para Nintendo Switch

Link oficial para comprar The Gardens Between para PlayStation 4

The Gardens Between

$17.99
8.1

Historia

7.5/10

Gameplay

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Duración

9.0/10

Lo mejor

  • La creatividad de su mecánica
  • Un juego para relajarse
  • Dirección de arte
  • Su duración es la que tiene que ser
  • Su música es genial

Lo no tan bueno

  • No lo veo como un juego rejugable

Comments

comments