Desde Xbox Game Pass irrumpió en la comunidad de Xbox One, muchos han pedido a Microsoft que reuniera sus diferentes suscripciones en una sola. De hecho, hace un tiempo se presentó Xbox All Access, que reunía ambas suscripciones en un complejo sistema de renting de consolas.

Un servicio que no solo daba acceso a Xbox Game Pass y Xbox Live Gold, sino que llevaba consigo el alquiler de una consola. Una especie de renting donde se ofrecía acceso total a Xbox One.