Talvez muchos conocen, o han llegado a descargar los centenares de juegos, sean estos para GBA, NES, SNES, N64, entre otras plataformas, para poder jugar con diversos emuladores que actualmente existían, en las páginas LoveRoms y RetroRoms.

No todo dura para siempre para los que infringen a los derechos de autor.

Nintendo emitió una demanda para ambos dominios, llegando así a un acuerdo mutuo, la cual sería que los demandados paguen una suma de 12,230,000 dólares , además de obtener ambos dominios, y de aplicar a los demandados una orden judicial para evitar futuros daños a la marca con respecto a infringir a los derechos de autor.

Ambas páginas ya se encuentran inactivas, así como sus redes sociales.

Nintendo seguirá tomando medidas contra la piratería, como se ha visto en años anteriores.