En julio pasado la Web Zelda Informer compartió la emotiva historia de un apasionado fan de Zelda llamado Corey Austen. El hermano menor de Corey, Matt, sufría de epilepsia y, trágicamente, falleció mientras dormía en el mes de mayo. Los dos hermanos estaban ansiosos por poder ver la presentación del E3 de Nintendo concretamente con el juego The Legend of Zelda: Breath of the Wild, evento que evidentemente no se dio por el fallecimiento de Matt. Corey como describe en su carta, al ver el juego en la presentación se percato de era “literalmente todo lo que habíamos esperado“. Por ello Nintendo le envió un paquete especial de Zelda Corey.

Corey instantáneamente se enamoró del mundo abierto de Breath of the Wild, de la tecnología Sheikah y de la variedad de armas, pero una característica se destacó por encima del resto. Si en el juego se escanea el Amiibo que originalmente se lanzo para Twilight Princes HD esto desbloquea Wolf Link como un compañero en Breath of the Wild, y su salud se basa en el archivo guardado de Twilight Princess HD.

“Pero hubo una parte que me fue la que me gano por completo: El Lobo Amiibo. Cuando Nintendo revelo que los datos del juego de Twilight Princess se usarían en Breath of the Wild como un compañero, me rompí por completo, eso era tan irreal, pues mi hermano y yo podíamos jugar el nuevo el juego juntos “. – Corey Austen

La historia ganó tanta atención en los medios que incluso llamó la atención de la propia Nintendo. Conmovidos por las palabras de Corey, Nintendo le envió un paquete especial de Zelda con coleccionables de Breath of the Wild y una nota escrita a mano expresando  sus condolencias por la perdida de su hermano.

Acá la carta de Corey:

Desde el primer día que mi hermano menor, Matt, aprendió a sostener un control, amó la idea de vivir una aventura épica y mágica. Mi hermano y yo siempre hemos sido seguidores de Nintendo (cada uno tiene cuartos que se ven más como templos que habitaciones) y nuestro juego preferido siempre fue Zelda. Para mi, mis favoritos siempre fueron The Legend of Zelda (NES) y A Link to the Past (todavía tengo mis cartuchos originales). Matt adoraba Twilight Princess. Amaba el espíritu más oscuro y la mecánica de transformación a lobo. Alguna vez me dijo que siempre se sintió identificado con el corazón de un lobo, un solitario.

Pero fue el nuevo “Zelda Wii U” el que nos emocionó muchísimo. Todo el juego estaba rodeado de misterio y siempre hablábamos de cómo sería: discutir rumores, de lo plausible hasta lo imposible.

Matt fue diagnosticado con epilepsia en sexto grado, y el 31 de mayo de 2016, falleció inesperadamente mientras dormía después de tener una inesperada muerte en epilepsia. Tenía 23 años. Yo fui quien lo encontró en su cuarto esa noche. No hay palabras para describir cómo me sentí.

La última conversación que tuvimos fue sobre el 16 de junio (E3) y cómo íbamos a mandarnos mensajes de texto durante toda la presentación, analizando cada pedazo del nuevo tráiler de Zelda y el gameplay. Con el corazón dolido, empecé a ver el stream de E3 en mi trabajo. Sabía que sería agridulce, pero fui sorprendido. El juego era literalmente todo lo que habíamos esperado. La tecnología, el mundo abierto, las armas, todo. Él lo hubiera amado.

Pero la parte que realmente me pegó, fue el amiibo de Link Lobo. Cuando revelaron que la información del juego Twilight Princess sería usada en Breath of the Wild como compañero, me derrumbé. Justo ahí, en mi escritorio.

Era tan irreal. Mi hermano y yo aún podremos jugar el nuevo juego. Juntos.

Sus amiibos me dieron algo que nadie más podía. Capturaron una parte de su espíritu. Permiten que nuestras memorias más amadas de nuestra infancia sigan vivas. Nunca olvidaré a mi hermano. Él está aún conmigo, justo donde él más amaba estar. Me sentí revitalizado después del E3. Fue la primera vez que recuerdo haber sentido felicidad desde que falleció. Esto es lo que me mantiene adelante.

Matthew era mi mejor amigo, el Luigi de mi Mario, el Link Lobo de mi Link. Hemos decido guardar sus cenizas en las Spiritual Stones para honrar su memoria y su amor por Hyrule. Al hacer esto, su espíritu seguirá con nosotros, siempre, de la forma que él hubiera querido.

Así que gracias Sr. Miyamoto, Sr. Aonuma, y todos en Nintendo por darme los recuerdos que tanto apreciaré el resto de mi vida. Es por su creatividad y deseo de hacer juegos innovadores que jamás perderé a mi hermano. Desde el fondo de mi corazón, gracias.

– Corey

Comments

comments