Hola mamás y papás (y tías y tíos, y demás que apliquen), escuchen. Es posible que muchos de ustedes puedan haber dicho o escuchado que los cerebros de los jugadores o sus vidas en general podrían ser susceptibles a fallar por el hecho de jugar videojuegos, cierto? ¿Esto quizás lo hallamos escuchado algunos de nosotros, cierto? Bueno, pues esta afirmación esta jodidamente equivocada, según la ciencia. El hecho es que al parecer los juegos te hacen más inteligente según lo confirma la ciencia.

Según un estudio que acaba de publicarse en el Nature Research Journal, existe una correlación directa entre los videojuegos de acción y el aumento del volumen de materia gris en el cerebro.

No esto algo sencillamente increíble.


Investigadores de la Universidad China de Ciencia y Tecnología Electrónica y de la Universidad Macquarie de Australia en Sydney reunieron a un equipo de científicos literalmente de ensueño para estudiar cómo los videojuegos impactan su cerebro. Habían notado que los jugadores que jugaban videojuegos de acción (AVG), eran capaces de procesar mejor la información, tenían respuestas físicas más rápidas y tenían mejores habilidades de atención. Decidieron construir un estudio científico adecuado para averiguar por qué.

Lo que encontraron fue que los juegos no mejoraban el cerebro en general, sino solo una parte específica. Las mejoras se produjeron en una parte del cerebro que no recibe mucha atención desde una perspectiva de investigación; Esta es la corteza insular: el lugar donde se realiza el procesamiento del lenguaje, así como el gusto, el olfato, la compasión, la empatía, los aportes visuales y las experiencias interpersonales.

Hicieron el estudio con dos grupos. El primero fue compuesto por 27 expertos al género de AVG, que jugaban regularmente y eran miembros reconocidos de los campeonatos nacionales / regionales de League of Legends y Dota 2.

El otro grupo estaba compuesto por 30 aficionados que no jugaban con tanta frecuencia y no eran expertos en ningún sentido, digamos que eran solo jugadores casuales.

Luego colocaron a cada uno de los 57 jugadores profesionales y aficionados bajo una resonancia magnética para analizar la estructura de sus cerebros.

Lo que encontraron fue que no hubo resultados significativos en el grupo amateur, pero el grupo profesional mostró más materia cerebral, mostrando conexiones más fuertes entre la atención y la coordinación muscular.

Su informe indica que los jugadores profesionales completan aproximadamente 150 respuestas sensor-motoras / min con un teclado y un ratón, lo que requiere una conexión profunda entre el cerebro y el cuerpo. En algunos casos, el tiempo de respuesta es tan rápido que parece automático. Teniendo en cuenta la rapidez con la que sus respuestas deben estar en el calor de los juegos, esto tiene mucho sentido. El cerebro también es como un músculo, así que cuanto más trabajes en él, más fuerte se volverá.

Supongo que eso significa que aquellos de nosotros que hemos estado entrenando constantemente durante los últimos años, basicamente somos ahora un tipo de expertos en gimnasia para videojuegos. ¿Qué les parece?