Diggin’ in the Carts, The Role of Role Play, Episodio 5, Nobuo Uematsu.

Casi una década antes de que nombres como Final Fantasy y Dragon Quest comenzaran a hacer acto de presencia en todo el mundo, los juegos de rol ya eran un género muy admirado en Japón. De hecho, eran tan importantes que las empresas empleaban a personas de la talla de Koichi Sugiyama, uno de los compositores clásicos más respetados de Japón para dar sonido a juegos de 8 bits y 16 bits con un nivel de sofisticación nunca antes visto. En este episodio, veremos la música de Final Fantasy y a su compositor Nobuo Uematsu. En sus primeras interpretaciones en la era de 8 bits la música que Nobuo Uematsu trataba de emular era el sonido de una orquesta tradicional. Hoy en día, algunas de las principales orquestas del mundo interpretan de manera magistral aquella música que una vez se esforzó para elevarse a su nivel.

En los 80 y en los 90, muchas de las mejores melodías de videojuegos eran las de los juegos de rol japoneses. Sus creadores ni sospechaban que aquellas composiciones únicas seían interpretadas por algunas de las orquestas más prestigiosas del mundo.

Tal es el caso del tema de Final Fantasy VI escrito por Nobuo Uematsu y que forma parte de la banda sonora de Final Fantasy VI juego lanzado en el año 1994.

Como su nombre sugiere, la serie Final Fantasy es basada en la fantasía. Es un juego de rol en un mundo fantástico con una convincente trama dramática y que es disfrutable como una obra de teatro o un musical. Su creador Nobuo Uematsu marco la saga con temas como el “Main Theme of Final Fantasy VII” que se ha convertido en un clásico del género.

Un universo de locura hermosa y espectacular fue lo que crearon con toda la franquicia, pero sin lugar a dudas uno de los títulos más emblemáticos es Final Fansy VII. Uematsu San logro crear un género en si mismo elevado a otro nivel totalmente a su estilo, que solo se puede catalogar como arte puro y duro. Otra prueba de ello es el tema The Serpent Trench del juego Final Fantasy VI del año 1994.

Nobuo Uematsu nació al sur de Japón, en la prefectura Kochi que está en la isla de Shikoku, es un lugar lleno de montañas y ríos y una naturaleza muy hermosa en general. Esto ha influenciado el trabajo de este artista en toda su carrera y lo podemos apreciar en temas como Beyond the Deep Blue Sea del juego Final Fantasy V del año 1992. Los inicios de su carrera fueron a la edad de 24 años y según el cuenta su sueño era trabajar en la industria musical, pero era casi imposible para el ya que no contaba con contactos, capacidad o experiencia previa. En su casa de habitación se reunán sus amigos todas las noches para conversar acerca de sus anhelos y sueños de lo que deseaban convertise en sus vidas. Fue una noche de esas que una mujer le comento a Uematsu que ella hacia videojuegos y que si no sería posible que el creara música para uno de esos juegos y fue de esa manera que aquella chica termino llevándolo a la empresa Square.

El tema “Prelude” es el sello de Uematsu que suena en cada uno de los juegos de la saga desde el primer juego que se lanzo, según el mismo comenta compuso ese tema cuando había terminado de componer la banda sonora completa de aquel primer juego, ya que su jefe se lo solicito de improviso para incluirlo en la pantalla de inicio y tan solo le dió 30 minutos para completar aquella tarea. Según recuerda la congoja y premura de aquel momento fue muy grande y a la vez nunca imagino que aquella canción seguiría utilizándose en toda la saga de manera ininterrumpida.
Muchos piensan que la creación de la música para el NES o Super NES era muy difícil con la cantidad de sonidos disponibles en cada uno de esos dispositivos, pero esto no era así para Nobuo y por el contrario el considera que aquellas “limitaciones” lo ayudaron a agudizar su ingenio. Le entretenía pensar la manera de crear temas rock o clásicos basados en tan solo tres sonidos. La evolución de pasar de la NES a la Super NES fue que en la NES se utilizaban 3 sonidos electrónicos y la Super NES eran 8 sonidos sampleados. Con ello podían samplear por ejemplo una flauta, un violín o crear sonidos de bajo eléctrico o guitarra. Nobuo comenta que esa transición fue como de pasar de un televisor en blanco y negro (NES) a un televisor a colores (Super NES), según su comparación así de abismal era la diferencia de componer para cada uno de esos sistemas.

Uematsu estaba sumamente emocionado la primera vez que una banda musical interpreto su música en especial por el hecho de que el nunca recibió educación musical y reconoce que aún hoy en día el no puede leer fluidamente partituras musicales ni tampoco puede escribir música. Por ello el hecho de que 80 personas que si habían estudiado música desde su infancia lo rodearan en aquella primera interpretación lo impresiono muchísimo.
Sin duda la obra musical de Nobuo Uematsu ha impactado a millones de personas alrededor del mundo durante muchas generaciones ya hasta este momento.

Fuente: RedBullMusic